logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Maribel Ramírez: Docente, Licenciada en Pedagogía Infantil, habla sobre cómo se debe tratar la epilepsia en un aula de clase

Escrito por: Wendy Ramírez

Diálogos académicos

 

Wendy Ramírez: Primero gracias por concedernos esta entrevista, empecemos por lo general. Cuéntenos acerca de su formación académica y laboral.

Maribel Ramirez Docente Licenciada en Pedagogía Infantil habla sobre cómo se debe tratar la Foto 2 1

Maribel Ramírez: Soy docente licenciada en pedagogía infantil, he trabajado con entidades gubernamentales con primera infancia, actualmente soy acompañante técnico pedagógico de un convenio que trabaja articuladamente con secretaria de educación y otras entidades que trabajan en el marco de la atención integral a la primera infancia.

 

WR: ¿Por qué se interesó en los niños con epilepsia?

 

MR: Es una historia muy curiosa, a los dos años de mi docencia, tuve un niño, Miguelito recuerdo, al que aprendí a conocer muy a fondo, con él tenía que haber un trato especial, lo que hizo que mi forma de enseñar diera un giro.

Mi forma de instruir y las cosas que deben aprender los niños va más allá, hay que enseñarles vivencias, cultura y las formas de vivir de otros.

 

WR: ¿Qué protocolo debe tener un docente, antes de tener un alumno con epilepsia?

 

MR: Frente a los protocolos que debemos tener en cuenta, los profesores, debemos ser modelo positivo tanto para el estudiante con epilepsia, como para el resto de compañeros, actuando con calma y positivamente ante este estudiante, sin dejar que use la epilepsia como una excusa y ayudándole a desarrollar su confianza para tratar con situaciones difíciles.

Es necesario, para ello, conocer el tipo de epilepsia de nuestro estudiante y saber reconocer los cambios de comportamiento y estados de ánimo asociados a su condición, así como el grado de afectación de sus logros académicos e interacción social. 

Entonces diríamos que hay algunas estrategias referentes al aprendizaje que pueden resultar de utilidad en el aula de clases, son las siguientes: sentar al alumno frente al tablero, colocar carteles con palabras clave o puntos más importantes a tratar, como mapas conceptuales y asociación por campos semánticos para él o ella.

Otra sería de lenguaje hablado y escrito, ayudarle a organizar su material con códigos de colores o etiquetas, es muy útil tener una revisión sistemática de su trabajo, asegurarnos también de que las tareas sean claras y entendibles para el niño, en algunos casos, es un poco complejo dar preguntas con respuestas múltiples.

También es necesario las ayudas visuales y auditivas, creo que este ayuda a reforzar el aprendizaje en casa y en el aula de clases. 

Si la epilepsia afecta en el recuerdo de las instrucciones y le dan normas a la hora de elaborar trabajos más extensos, se pueden dar las instrucciones por escrito o, si son muy pequeños, se pueden elaborar tarjetas clave para cada uno de los pasos de la tarea o bien presentar la secuencia entera, esos serian algunos protocolos a la hora de tener un niño o niña con epilepsia en el aula de clases.

 

WR: ¿Cómo tratar a un estudiante con epilepsia?

 

MR: Para tratar un estudiante con epilepsia lo más importante es la seguridad, siempre es prioridad en los centros educativos y por supuesto lo es cuando tenemos un estudiante con epilepsia en el aula de clase.

Algunas pautas son muy sencillas como sentar al estudiante en un sitio donde haya espacio, que no haya objetos con los que se pueda dañar en caso de caída al suelo y también tenemos que tener una especial atención en aquellas asignaturas como lo son; tecnología o prácticas de laboratorio que pueden implicar el uso de objetos punzantes, herramientas o maquinarias. 

En cuanto a la asignatura de Educación Física merece una mención aparte, esta asignatura tiene gran importancia en el desarrollo del alumno a muchos niveles, puesto que básicamente ayuda a desarrollar destrezas motoras cognitivas, afectivas y sociales, por lo tanto el estudiante con epilepsia no debe ser privado de esta asignatura.

Pienso que la actividad física mejora de gran manera el estilo de vida de las personas y sobre todo con los estudiantes que tienen epilepsia.

Maribel Ramirez Docente Licenciada en Pedagogía Infantil habla sobre cómo se debe tratar la epilep 1

WR: ¿Cómo tratar un ataque de epilepsia en el aula de clase?

 

MR: Primero es aconsejable que los compañeros del niño sepan lo que es la epilepsia y que pidan ayuda a un adulto, si la crisis se produce estando uno cerca, lo más acertado es hablar abiertamente con la colaboración del niño y sus padres, algunos padres prefieren que no se sepa que es su hijo quien tiene epilepsia.

En estos casos se puede hablar de la epilepsia en diferentes asignaturas como en conocimiento del medio, biología, explicando cómo funciona el cerebro, otra puede ser democracia, algunas asignaturas que tengan que ver también con primeros auxilios, o fichas informativas, piezas comunicativas, para que ellos sepan acerca de la epilepsia.

Otro de los aspectos que tal vez preocupan a los profesores, en mi caso, es saber cuándo hay que llamar a una ambulancia, solo será necesario hacerlo de la siguiente manera; primero, si creemos que es la primera crisis del niño, segundo, si la crisis tónico clónica dura más de 5 minutos, tercero, si se produce una serie de crisis en que niño se recupere o pierda la conciencia.

Ya otros aspectos son: si el niño se hiere durante la crisis o también, si creemos que puede necesitar atención médica, creería que eso es lo más importante.

Si en algún momento no dado tenemos una crisis en el aula, lo más importante es registrar la hora y frecuencia para comprobar si surge algún patrón, pasar la información a los padres, tranquilizar al estudiante, retomar la tarea recordando las instrucciones y más que nada permanecer en calma, creo que es lo más importante.

 

WR: ¿Qué impacto social (alumnos) conlleva tener un alumno con epilepsia?

 

MR: El impacto en la sociedad, es que ellos deben tener una mayor necesidad de apoyo educativo, porque no tienen un buen rendimiento escolar y más que veces se les dificulta el aprendizaje.

Además, los docentes deben estar capacitados para estar con estos niños, es muy diferente cuando se encuentran con educadores especiales a docentes normalistas o docentes licenciados en cada una de las áreas.

 

WR: ¿Qué le ha enseñado como docente tener un alumno así,  se ha conocido de alguna otra forma?

 

MR: Lo que me ha enseñado a tener un estudiante que tenga epilepsia, es que yo puedo fomentar y movilizar la autoestima en ellos, la participación, la entidad, el reconocimiento y aquello a lo que hablamos del buen trato, es muy importante que ellos se sientan reconocidos, no se sientan solos.

En muchas ocasiones sus compañeros los pueden estar rechazando solamente por su condición.

 

WR: ¿Es necesario contar con un psicólogo en todo este proceso estudiantil?

 

MR: Yo pienso que los niños y las niñas si deben tener un acompañamiento psicológico, puesto que esto ayuda en las dificultades educativas de aprendizaje, los efectos de la epilepsia en el proceso educativo y el potencial de aprendizaje, varía de una persona u otra.

Es por esto que cualquier problema específico de lo que se vaya a tratar, debe ser valorado por un equipo de psicólogos o psicopedagógicos si la institución lo tiene, muchos de los niños y las niñas que sufren de epilepsia, tienen algunos factores asociados.

Entre ellos los efectos de los fármacos y los factores psicosociales que les rodean, por eso es importante que haya ese debido acompañamiento con estos estudiantes.

 

WR: Finalmente, ¿qué le gustaría decir a otro docente? ¿algun consejo?

 

MR: El consejo que le doy a los docentes es que un niño con epilepsia es un niño normal, es un niño que juega, le gusta saltar, le gusta comer helado, le gusta hacer muchas acciones de las cuales nosotros realizamos en la cotidianidad, le gusta aprender y siente curiosidad por todo lo que le rodea.

El miedo que nos puede producir tal vez en algún momento dado, incide en el aprendizaje de los niños y las niñas, pero esto se resuelve comprendiendo esta enfermedad, investigando y sabiendo actuar ante las diferentes situaciones que se pueden dar.

Es así que de ese modo podremos ser realistas con los objetivos que le marcamos sin sobreprotegerlos, conocer sus compañeros, que él pueda crecer y desarrollar su potencial de una manera dinámica, una manera diferente.

 

En conclusión el desarrollo, crecimiento y seguridad de un niño o persona con epilepsia, parte de casa y entorno estudiantil, la seguridad se fomenta primeramente en estos planos, haciendo de este una persona más segura, ayudando a que exprese su condición con libertad.

Contar con las personas que les rodea es fundamental, puesto que estas son las que pueden ayudarle en eventualidades, así como refería la docente Maribel Ramírez, también ofreciendo alternativas de aprendizaje como el deporte y manualidades.

Por último, cuando se tiene conocimiento del paciente, es más fácil brindarle atención e informar a otros como manejar alguna emergencia, haciendo más ameno su espacio y entorno.

Maribel Ramirez Docente Licenciada en Pedagogía Infantil habla sobre cómo se debe tratar la Foto1 1

 

.be

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

Maribel Ramírez: Docente, Licenciada en Pedagogía Infantil, habla sobre cómo se debe tratar la epilepsia en un aula de clase

Escrito por: Wendy Ramírez

Diálogos académicos

 

Wendy Ramírez: Primero gracias por concedernos esta entrevista, empecemos por lo general. Cuéntenos acerca de su formación académica y laboral.

Maribel Ramirez Docente Licenciada en Pedagogía Infantil habla sobre cómo se debe tratar la Foto 2 1

Maribel Ramírez: Soy docente licenciada en pedagogía infantil, he trabajado con entidades gubernamentales con primera infancia, actualmente soy acompañante técnico pedagógico de un convenio que trabaja articuladamente con secretaria de educación y otras entidades que trabajan en el marco de la atención integral a la primera infancia.

 

WR: ¿Por qué se interesó en los niños con epilepsia?

 

MR: Es una historia muy curiosa, a los dos años de mi docencia, tuve un niño, Miguelito recuerdo, al que aprendí a conocer muy a fondo, con él tenía que haber un trato especial, lo que hizo que mi forma de enseñar diera un giro.

Mi forma de instruir y las cosas que deben aprender los niños va más allá, hay que enseñarles vivencias, cultura y las formas de vivir de otros.

 

WR: ¿Qué protocolo debe tener un docente, antes de tener un alumno con epilepsia?

 

MR: Frente a los protocolos que debemos tener en cuenta, los profesores, debemos ser modelo positivo tanto para el estudiante con epilepsia, como para el resto de compañeros, actuando con calma y positivamente ante este estudiante, sin dejar que use la epilepsia como una excusa y ayudándole a desarrollar su confianza para tratar con situaciones difíciles.

Es necesario, para ello, conocer el tipo de epilepsia de nuestro estudiante y saber reconocer los cambios de comportamiento y estados de ánimo asociados a su condición, así como el grado de afectación de sus logros académicos e interacción social. 

Entonces diríamos que hay algunas estrategias referentes al aprendizaje que pueden resultar de utilidad en el aula de clases, son las siguientes: sentar al alumno frente al tablero, colocar carteles con palabras clave o puntos más importantes a tratar, como mapas conceptuales y asociación por campos semánticos para él o ella.

Otra sería de lenguaje hablado y escrito, ayudarle a organizar su material con códigos de colores o etiquetas, es muy útil tener una revisión sistemática de su trabajo, asegurarnos también de que las tareas sean claras y entendibles para el niño, en algunos casos, es un poco complejo dar preguntas con respuestas múltiples.

También es necesario las ayudas visuales y auditivas, creo que este ayuda a reforzar el aprendizaje en casa y en el aula de clases. 

Si la epilepsia afecta en el recuerdo de las instrucciones y le dan normas a la hora de elaborar trabajos más extensos, se pueden dar las instrucciones por escrito o, si son muy pequeños, se pueden elaborar tarjetas clave para cada uno de los pasos de la tarea o bien presentar la secuencia entera, esos serian algunos protocolos a la hora de tener un niño o niña con epilepsia en el aula de clases.

 

WR: ¿Cómo tratar a un estudiante con epilepsia?

 

MR: Para tratar un estudiante con epilepsia lo más importante es la seguridad, siempre es prioridad en los centros educativos y por supuesto lo es cuando tenemos un estudiante con epilepsia en el aula de clase.

Algunas pautas son muy sencillas como sentar al estudiante en un sitio donde haya espacio, que no haya objetos con los que se pueda dañar en caso de caída al suelo y también tenemos que tener una especial atención en aquellas asignaturas como lo son; tecnología o prácticas de laboratorio que pueden implicar el uso de objetos punzantes, herramientas o maquinarias. 

En cuanto a la asignatura de Educación Física merece una mención aparte, esta asignatura tiene gran importancia en el desarrollo del alumno a muchos niveles, puesto que básicamente ayuda a desarrollar destrezas motoras cognitivas, afectivas y sociales, por lo tanto el estudiante con epilepsia no debe ser privado de esta asignatura.

Pienso que la actividad física mejora de gran manera el estilo de vida de las personas y sobre todo con los estudiantes que tienen epilepsia.

Maribel Ramirez Docente Licenciada en Pedagogía Infantil habla sobre cómo se debe tratar la epilep 1

WR: ¿Cómo tratar un ataque de epilepsia en el aula de clase?

 

MR: Primero es aconsejable que los compañeros del niño sepan lo que es la epilepsia y que pidan ayuda a un adulto, si la crisis se produce estando uno cerca, lo más acertado es hablar abiertamente con la colaboración del niño y sus padres, algunos padres prefieren que no se sepa que es su hijo quien tiene epilepsia.

En estos casos se puede hablar de la epilepsia en diferentes asignaturas como en conocimiento del medio, biología, explicando cómo funciona el cerebro, otra puede ser democracia, algunas asignaturas que tengan que ver también con primeros auxilios, o fichas informativas, piezas comunicativas, para que ellos sepan acerca de la epilepsia.

Otro de los aspectos que tal vez preocupan a los profesores, en mi caso, es saber cuándo hay que llamar a una ambulancia, solo será necesario hacerlo de la siguiente manera; primero, si creemos que es la primera crisis del niño, segundo, si la crisis tónico clónica dura más de 5 minutos, tercero, si se produce una serie de crisis en que niño se recupere o pierda la conciencia.

Ya otros aspectos son: si el niño se hiere durante la crisis o también, si creemos que puede necesitar atención médica, creería que eso es lo más importante.

Si en algún momento no dado tenemos una crisis en el aula, lo más importante es registrar la hora y frecuencia para comprobar si surge algún patrón, pasar la información a los padres, tranquilizar al estudiante, retomar la tarea recordando las instrucciones y más que nada permanecer en calma, creo que es lo más importante.

 

WR: ¿Qué impacto social (alumnos) conlleva tener un alumno con epilepsia?

 

MR: El impacto en la sociedad, es que ellos deben tener una mayor necesidad de apoyo educativo, porque no tienen un buen rendimiento escolar y más que veces se les dificulta el aprendizaje.

Además, los docentes deben estar capacitados para estar con estos niños, es muy diferente cuando se encuentran con educadores especiales a docentes normalistas o docentes licenciados en cada una de las áreas.

 

WR: ¿Qué le ha enseñado como docente tener un alumno así,  se ha conocido de alguna otra forma?

 

MR: Lo que me ha enseñado a tener un estudiante que tenga epilepsia, es que yo puedo fomentar y movilizar la autoestima en ellos, la participación, la entidad, el reconocimiento y aquello a lo que hablamos del buen trato, es muy importante que ellos se sientan reconocidos, no se sientan solos.

En muchas ocasiones sus compañeros los pueden estar rechazando solamente por su condición.

 

WR: ¿Es necesario contar con un psicólogo en todo este proceso estudiantil?

 

MR: Yo pienso que los niños y las niñas si deben tener un acompañamiento psicológico, puesto que esto ayuda en las dificultades educativas de aprendizaje, los efectos de la epilepsia en el proceso educativo y el potencial de aprendizaje, varía de una persona u otra.

Es por esto que cualquier problema específico de lo que se vaya a tratar, debe ser valorado por un equipo de psicólogos o psicopedagógicos si la institución lo tiene, muchos de los niños y las niñas que sufren de epilepsia, tienen algunos factores asociados.

Entre ellos los efectos de los fármacos y los factores psicosociales que les rodean, por eso es importante que haya ese debido acompañamiento con estos estudiantes.

 

WR: Finalmente, ¿qué le gustaría decir a otro docente? ¿algun consejo?

 

MR: El consejo que le doy a los docentes es que un niño con epilepsia es un niño normal, es un niño que juega, le gusta saltar, le gusta comer helado, le gusta hacer muchas acciones de las cuales nosotros realizamos en la cotidianidad, le gusta aprender y siente curiosidad por todo lo que le rodea.

El miedo que nos puede producir tal vez en algún momento dado, incide en el aprendizaje de los niños y las niñas, pero esto se resuelve comprendiendo esta enfermedad, investigando y sabiendo actuar ante las diferentes situaciones que se pueden dar.

Es así que de ese modo podremos ser realistas con los objetivos que le marcamos sin sobreprotegerlos, conocer sus compañeros, que él pueda crecer y desarrollar su potencial de una manera dinámica, una manera diferente.

 

En conclusión el desarrollo, crecimiento y seguridad de un niño o persona con epilepsia, parte de casa y entorno estudiantil, la seguridad se fomenta primeramente en estos planos, haciendo de este una persona más segura, ayudando a que exprese su condición con libertad.

Contar con las personas que les rodea es fundamental, puesto que estas son las que pueden ayudarle en eventualidades, así como refería la docente Maribel Ramírez, también ofreciendo alternativas de aprendizaje como el deporte y manualidades.

Por último, cuando se tiene conocimiento del paciente, es más fácil brindarle atención e informar a otros como manejar alguna emergencia, haciendo más ameno su espacio y entorno.

Maribel Ramirez Docente Licenciada en Pedagogía Infantil habla sobre cómo se debe tratar la Foto1 1

 

.be

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia