logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Diana Ávila Medina

La desvalorización de la docencia mediante el salario

Por: Yenny Salomón Robayo

Para la docente Diana Ávila, el salario mínimo en Colombia no tiene comparación con la inversión que se hace en la educación superior. Esta profesora de inglés; ha trabajado en más de tres lugares; todo en pro de cumplir sus metas. Se ha enfrentado a salarios injustos, a largas horas de trabajo y estudio; esto la ha convertido en una profesional crítica, con mucho talento y pasión; una que suele atravesar los límites.

Diana Ávila Medina 3Yenny Salomón: Comencemos por tu profesión, ¿qué es lo que más amas de ella?

Diana Ávila: Que desde mi profesión puedo contribuir al crecimiento del país, cuando reflexiono las necesidades de mis estudiantes y soy capaz de crear entornos pertinentes que den solución a estos problemas. Esto lleva a mis alumnos a ser indagadores de conocimientos; a ser críticos con la información que reciben, los vuelve asertivos a la hora de resolver inconvenientes; amo ser responsable de la formación de mejores seres humanos para la sociedad.

Yenny Salomón: y ¿qué es lo que más te desagrada de ser docente?

Diana Ávila: Más que desagradarme, es frustrante que no se nos dé el valor que nos merecemos; que el salario sea tan poco para todo el esfuerzo económico e intelectual que se hace en pro de ser un buen docente. He podido trabajar en universidades y colegios, me da mucha tristeza ver cómo se explota a los docentes con mil requerimientos ajenos a su práctica pedagógica, y que, además; algunas veces tienen que ceder a las transgresiones de los padres y directivos.

Diana nos comenta que muchas veces; el salario en esta profesión está determinado por la experiencia que se posea; y que en la mayoría de colegios o universidades tienen escalafones que determinan cuánto se debe ganar un docente; pero que en verdad no representa lo que, en sí, deberían recibir como paga. 

Asimismo, asegura que su condición de discapacidad ha llegado a ser un impedimento para algunas instituciones “presenciales”, por esto; se ha centrado en la pedagogía virtual, no obstante; recalca que este tipo de educación conlleva el doble de tiempo y esfuerzo con los estudiantes.

Yenny Salomón: Crees que tu condición de discapacidad ¿ha provocado alguna desventaja o desigualdad en cuanto deberías recibir de sueldo?

D.Á: En cuanto a mi salario tal vez no, como trabajadores tenemos los mismos obstáculos. Lo que sí cuesta en el país es que; instituciones de educación se acoplen a los requerimientos de las personas en cualquier situación de discapacidad, por eso encontrar trabajo en mi caso es muy difícil. De mi sueldo se puede decir que es igual al de la mayoría de profesores que hasta ahora están empezado a ejercer su profesión, pero; mis gastos o pasivos son diferentes a los de los individuos en situaciones normales. Me esfuerzo el doble y, muchas veces, esto no se refleja en lo que gano mensualmente. No se pide que se regale para lujos, solo que el monto mensual permita desarrollarnos como normalmente lo hacen los ciudadanos en su cotidianidad.Diana Ávila Medina 2

Ahondando en el tema del salario, Diana nos explica cómo administra sus gastos: lo primero que hace es separar los artículos de primera necesidad, que son para ella el pago de servicios y la alimentación; luego de eso, divide el dinero en los transportes que va a necesitar al mes y la cuota de la tarjeta de crédito. Cada mes tiene que comprar unos medicamentos que fortalecen sus huesos y suben sus defensas, estos cuestan alrededor de $200.000 y $250.000; lleva una dieta estricta debido a las operaciones del colón que le han realizado, en su alacena no puede faltar la leche, los huevos y algunas frutas y verduras. El poco sueldo que le queda, lo trata de ahorrar bien sea para sus estudios de maestría, su vejez o algún daño o mantenimiento en su silla de ruedas.

Y.S: ¿Qué es lo que no te puedes permitir con tu salario?

D.Á: A veces me ha tocado privarme de algunos medicamentos; y de la calidad de mis alimentos. No suelo tener un empleo constante; la mayoría que he tenido que tienen que ver con mi profesión han sido por reemplazos a profesores de inglés, por alguna incapacidad o licencia; por esto, he llegado a tener tres trabajos, dos que eran estables y el de la docencia que lo ejercía por horas o semanas. Trabajé en una iglesia cantando todos los días; ahí ganaba el mínimo, pero; por unos problemas laborales con el párroco del templo, no se me renovó el contrato, en parte eso fue injusto. Actualmente, mi único trabajo fijo es el de Admidata, soy la encargada de subir los pagos de administraciones a algunas sucursales bancarias; todo lo hago virtual. Imagínate, cuando tenía tres salarios; el de la parroquia, el virtual y el de la docencia, aun así; apenas lograba ahorrar para la especialización que quería realizar, cuanto más se deben privar las familias con un solo sueldo…

Y.S: Hablando un poco sobre el trabajo ¿qué opinas del salario en Colombia?

D.Á : Es bastante desigual, si se hace una comparación; es parecido a como está distribuida actualmente la ciudad de Bogotá, hay personas que no cuentan con un nivel educativo que vaya más allá de la primaria o media secundaria; ellos trabajan por menos de un salario mínimo. Estas personas tienen hogares con muchos miembros; no cuentan con casa propia y no pueden sostener la familia, por lo que se ven forzados a mandar a trabajar a sus niños. Hay otros en donde al igual que los primeros, poseen un hogar con varios integrantes, pero; estos hacen un esfuerzo para que sus hijos estudien (la mayoría en colegios distritales) y con el mínimo; apenas les alcanza para cubrir las necesidades primarias.

A partir de su experiencia laboral; esta docente nos habla que a la mayoría de técnicos y profesionales les toca aceptar trabajar por lo mínimo; lo que hace que la competitividad en ofertas laborales sea dura para los que valoran sus esfuerzos, y que es por esto; que las personas con mayor cantidad de títulos les cuesta conseguir un empleo bien remunerado. Añade además que “hay una brecha en igualdad de género; haciendo que las mujeres, desde la que no tiene educación hasta la más estudiada, gane menos en correspondencia con el género masculino; ahora, súmale si la mujer posee alguna condición de discapacidad”.

Diana Ávila Medina 1Y.S: Finalmente, ¿qué comentarios generales podrías decirnos sobre el salario mínimo?

D.Á: En general; desde mi experiencia y perspectiva que es muy desigual. No hay equidad y esto en todos los ámbitos; educativos, sociales, en fin; no hay una calidad de vida y aunque, los sindicatos de trabajadores tienen la intención de lograr acuerdos más adecuados para los empleados; la maquinaria empresarial es bastante fuerte y buscan la manera de pagar el mínimo por el trabajo; pero eso sí, que ellos se queden con buenos dividendos. No hay que dejar de lado lo absurdo que es; teniendo en cuenta cuánto suman las necesidades básicas de un hogar y lo mucho que quienes trabajan se pierden de sus familias porque son explotados laboralmente en cargas y horarios; no logran ver los frutos de sus esfuerzos por el sueldo que ganan.

La vida de un docente no se basa solo en sus estudiantes; para Diana y muchos otros profesionales, el salario mínimo significa la desvalorización de su carrera, de los esfuerzos que han hecho durante años; los ahorros y el arduo trabajo de estudiar y laborar al tiempo, a esto, se le suma la inequidad, la corrupción y la poca conciencia que se tiene de los trabajadores y de sus distintas discapacidades o necesidades. El ganar un sueldo digno se vuelve inalcanzable; convirtiendo al hombre en un lobo para sí mismo, más que todo; cuando lo someten a cantidades mínimas de dinero y es que, no se depende de este monto para vivir, sino de lo que se puede acceder con él.

Si deseas saber más, visita los siguientes links

http://acn.ucentral.co/actualidades/3753-lo-minimo-del-salario-en-colombia

http://acn.ucentral.co/actualidades/3848-gremios-empresariales-y-sindicatos-laborales

http://acn.ucentral.co/actualidades/3913-asesinato-legal

 

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

Diana Ávila Medina

La desvalorización de la docencia mediante el salario

Por: Yenny Salomón Robayo

Para la docente Diana Ávila, el salario mínimo en Colombia no tiene comparación con la inversión que se hace en la educación superior. Esta profesora de inglés; ha trabajado en más de tres lugares; todo en pro de cumplir sus metas. Se ha enfrentado a salarios injustos, a largas horas de trabajo y estudio; esto la ha convertido en una profesional crítica, con mucho talento y pasión; una que suele atravesar los límites.

Diana Ávila Medina 3Yenny Salomón: Comencemos por tu profesión, ¿qué es lo que más amas de ella?

Diana Ávila: Que desde mi profesión puedo contribuir al crecimiento del país, cuando reflexiono las necesidades de mis estudiantes y soy capaz de crear entornos pertinentes que den solución a estos problemas. Esto lleva a mis alumnos a ser indagadores de conocimientos; a ser críticos con la información que reciben, los vuelve asertivos a la hora de resolver inconvenientes; amo ser responsable de la formación de mejores seres humanos para la sociedad.

Yenny Salomón: y ¿qué es lo que más te desagrada de ser docente?

Diana Ávila: Más que desagradarme, es frustrante que no se nos dé el valor que nos merecemos; que el salario sea tan poco para todo el esfuerzo económico e intelectual que se hace en pro de ser un buen docente. He podido trabajar en universidades y colegios, me da mucha tristeza ver cómo se explota a los docentes con mil requerimientos ajenos a su práctica pedagógica, y que, además; algunas veces tienen que ceder a las transgresiones de los padres y directivos.

Diana nos comenta que muchas veces; el salario en esta profesión está determinado por la experiencia que se posea; y que en la mayoría de colegios o universidades tienen escalafones que determinan cuánto se debe ganar un docente; pero que en verdad no representa lo que, en sí, deberían recibir como paga. 

Asimismo, asegura que su condición de discapacidad ha llegado a ser un impedimento para algunas instituciones “presenciales”, por esto; se ha centrado en la pedagogía virtual, no obstante; recalca que este tipo de educación conlleva el doble de tiempo y esfuerzo con los estudiantes.

Yenny Salomón: Crees que tu condición de discapacidad ¿ha provocado alguna desventaja o desigualdad en cuanto deberías recibir de sueldo?

D.Á: En cuanto a mi salario tal vez no, como trabajadores tenemos los mismos obstáculos. Lo que sí cuesta en el país es que; instituciones de educación se acoplen a los requerimientos de las personas en cualquier situación de discapacidad, por eso encontrar trabajo en mi caso es muy difícil. De mi sueldo se puede decir que es igual al de la mayoría de profesores que hasta ahora están empezado a ejercer su profesión, pero; mis gastos o pasivos son diferentes a los de los individuos en situaciones normales. Me esfuerzo el doble y, muchas veces, esto no se refleja en lo que gano mensualmente. No se pide que se regale para lujos, solo que el monto mensual permita desarrollarnos como normalmente lo hacen los ciudadanos en su cotidianidad.Diana Ávila Medina 2

Ahondando en el tema del salario, Diana nos explica cómo administra sus gastos: lo primero que hace es separar los artículos de primera necesidad, que son para ella el pago de servicios y la alimentación; luego de eso, divide el dinero en los transportes que va a necesitar al mes y la cuota de la tarjeta de crédito. Cada mes tiene que comprar unos medicamentos que fortalecen sus huesos y suben sus defensas, estos cuestan alrededor de $200.000 y $250.000; lleva una dieta estricta debido a las operaciones del colón que le han realizado, en su alacena no puede faltar la leche, los huevos y algunas frutas y verduras. El poco sueldo que le queda, lo trata de ahorrar bien sea para sus estudios de maestría, su vejez o algún daño o mantenimiento en su silla de ruedas.

Y.S: ¿Qué es lo que no te puedes permitir con tu salario?

D.Á: A veces me ha tocado privarme de algunos medicamentos; y de la calidad de mis alimentos. No suelo tener un empleo constante; la mayoría que he tenido que tienen que ver con mi profesión han sido por reemplazos a profesores de inglés, por alguna incapacidad o licencia; por esto, he llegado a tener tres trabajos, dos que eran estables y el de la docencia que lo ejercía por horas o semanas. Trabajé en una iglesia cantando todos los días; ahí ganaba el mínimo, pero; por unos problemas laborales con el párroco del templo, no se me renovó el contrato, en parte eso fue injusto. Actualmente, mi único trabajo fijo es el de Admidata, soy la encargada de subir los pagos de administraciones a algunas sucursales bancarias; todo lo hago virtual. Imagínate, cuando tenía tres salarios; el de la parroquia, el virtual y el de la docencia, aun así; apenas lograba ahorrar para la especialización que quería realizar, cuanto más se deben privar las familias con un solo sueldo…

Y.S: Hablando un poco sobre el trabajo ¿qué opinas del salario en Colombia?

D.Á : Es bastante desigual, si se hace una comparación; es parecido a como está distribuida actualmente la ciudad de Bogotá, hay personas que no cuentan con un nivel educativo que vaya más allá de la primaria o media secundaria; ellos trabajan por menos de un salario mínimo. Estas personas tienen hogares con muchos miembros; no cuentan con casa propia y no pueden sostener la familia, por lo que se ven forzados a mandar a trabajar a sus niños. Hay otros en donde al igual que los primeros, poseen un hogar con varios integrantes, pero; estos hacen un esfuerzo para que sus hijos estudien (la mayoría en colegios distritales) y con el mínimo; apenas les alcanza para cubrir las necesidades primarias.

A partir de su experiencia laboral; esta docente nos habla que a la mayoría de técnicos y profesionales les toca aceptar trabajar por lo mínimo; lo que hace que la competitividad en ofertas laborales sea dura para los que valoran sus esfuerzos, y que es por esto; que las personas con mayor cantidad de títulos les cuesta conseguir un empleo bien remunerado. Añade además que “hay una brecha en igualdad de género; haciendo que las mujeres, desde la que no tiene educación hasta la más estudiada, gane menos en correspondencia con el género masculino; ahora, súmale si la mujer posee alguna condición de discapacidad”.

Diana Ávila Medina 1Y.S: Finalmente, ¿qué comentarios generales podrías decirnos sobre el salario mínimo?

D.Á: En general; desde mi experiencia y perspectiva que es muy desigual. No hay equidad y esto en todos los ámbitos; educativos, sociales, en fin; no hay una calidad de vida y aunque, los sindicatos de trabajadores tienen la intención de lograr acuerdos más adecuados para los empleados; la maquinaria empresarial es bastante fuerte y buscan la manera de pagar el mínimo por el trabajo; pero eso sí, que ellos se queden con buenos dividendos. No hay que dejar de lado lo absurdo que es; teniendo en cuenta cuánto suman las necesidades básicas de un hogar y lo mucho que quienes trabajan se pierden de sus familias porque son explotados laboralmente en cargas y horarios; no logran ver los frutos de sus esfuerzos por el sueldo que ganan.

La vida de un docente no se basa solo en sus estudiantes; para Diana y muchos otros profesionales, el salario mínimo significa la desvalorización de su carrera, de los esfuerzos que han hecho durante años; los ahorros y el arduo trabajo de estudiar y laborar al tiempo, a esto, se le suma la inequidad, la corrupción y la poca conciencia que se tiene de los trabajadores y de sus distintas discapacidades o necesidades. El ganar un sueldo digno se vuelve inalcanzable; convirtiendo al hombre en un lobo para sí mismo, más que todo; cuando lo someten a cantidades mínimas de dinero y es que, no se depende de este monto para vivir, sino de lo que se puede acceder con él.

Si deseas saber más, visita los siguientes links

http://acn.ucentral.co/actualidades/3753-lo-minimo-del-salario-en-colombia

http://acn.ucentral.co/actualidades/3848-gremios-empresariales-y-sindicatos-laborales

http://acn.ucentral.co/actualidades/3913-asesinato-legal

 

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia