logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

LA REPRESIÓN DEL ESMAD CONTRA LOS JÓVENES EN COLOMBIA

Por: Juliana Quitian 

Desde la creación de Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), en 1999, durante la alcaldía de Andrés Pastrana y el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, se han presentado diferentes situaciones de abuso de poder por parte del ESMAD; violencia física, psicológica, sexual, asesinatos, etc. Con los años han sido acusados por múltiples acontecimientos que han marcado la historia de un país donde marchamos los jóvenes y nos asesinan. La Represión Del ESMAD Contra Los Jóvenes En Colombia 3

El propósito principal, cuando fue creado era: “garantizar orden y seguridad a los ciudadanos”, disolver multitudes, bloqueos y concentraciones, propósito que nunca se efectuó, sino que causó violencia y muertes a civiles

El 21 de noviembre, fue uno de los días más complicados y tristes para la movilización, un jueves en el que sería herido Dilan Cruz, con una munición bean bag que impactaría contra su cabeza, causándole la muerte el 25 de noviembre.

Dilan era un joven como cualquiera de nosotros, estudiante recién graduado de la Institución Educativa Distrital Colegio Ricaurte.

Él tenía expectativas de un mejor país, donde la educación fuese el pilar más importante, antes que alimentar con dinero la guerra, la desigualdad, e incrementar la pobreza, pero es doloroso pensar que es desorbitado el presupuesto que va dirigido hacia la compra de más municiones y armas que llegan a ser letales en las movilizaciones, como también el crecimiento de hombres en el ESMAD.

Me parece pertinente enfatizar en estos aspectos, ya que para poder analizar una situación tan delicada como estas, es necesario reconocer las raíces importantes del problema. 

La represión del ESMAD contra los jóvenes en Colombia 1

Siento que es imprescindible hablar de ese tipo de situaciones en las redes, en los medios, en todo lugar, lo siento necesario porque es un problema que debe visualizarse y dejar de ser censurado por los medios comunicación, la mayoría de los días pienso en cómo poder proyectar toda esta verdad oculta, y lo hemos pensado, lo estamos logrando, siendo un medio de comunicación independiente que difunde y apoya la verdad.

En un país donde el miedo nos consume día a día, donde salir a la calle a marchar amerita coraje porque uno no sabe si regresará vivo al hogar, y lo entiendo, también entiendo a los estudiantes que me rodean, el temor que causa salir y que de un momento a otro, te estén gaseando y violentando.

Las movilizaciones nos han permitido hablar con diferentes personas que han sido víctimas del ESMAD, uno de los que más me gustaría resaltar es a un estudiante de trabajo social, se llama Cristian Rodríguez, lo recuerdo mucho porque el día que lo violentaron, inmediatamente difundieron lo sucedido, le habían impactado con una aturdidora en el ojo derecho. Cristian perdió el ojo.

Logramos comunicarnos con él por medio digital para que nos contara lo sucedido, Cristian se escuchaba afligido, con mucha rabia y dolor. Por un momento pensé en la situación por la que estaba pasando él, me puse en su posición y seguramente yo hubiera detonado en llanto. Él fue una persona fuerte y segura para poder contar lo sucedido, la mayoría de las víctimas no quieren declarar frente a su situación.

No sabía qué decirle, pensaba que si le decía que “sentía el hecho”, que “lo lamentaba profundamente”, era algo muy toche y sin sentido de pertenencia, así que preferí decirle que lo estaría contactando nuevamente y le dí las gracias. Me sentí con falta de empatía, no me sentía capaz de decirle algo, ¿Qué se le dice a una persona que acaba de ser violentada y está perdiendo su ojo derecho?, ¿Que lo lamenta?, no, muy absurdo.

No podía borrarme la imagen de la cabeza, Cristian con el rostro ensangrentado y esperando la ayuda de alguien más, me causaba impotencia y un dolor profundo.

Cristian, como muchas más personas que han sido violentadas, me recuerdan este país como un lugar lleno de terror con personas armadas en un traje indestructible, que pueden asesinar a quien se les atraviese en su camino, sin un mínimo sentimiento de empatía.

Esta investigación me ha ayudado a entender muchas circunstancias y miedos de los jóvenes. Salir a marchar se ha vuelto una odisea desde dos ámbitos, puedes salir gravemente herido o en una situación extrema, muerto.

La Represión Del ESMAD Contra Los Jóvenes En Colombia 2

Finalmente, puedo decir que esto es una historia que conlleva  muchos pilares, nosotros como estudiantes estamos marcando una diferencia, pero también nos están borrando, el miedo es uno de los primeros gestores al enfrentarse a este caballo de acero asesino, llamado ESMAD.

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

LA REPRESIÓN DEL ESMAD CONTRA LOS JÓVENES EN COLOMBIA

Por: Juliana Quitian 

Desde la creación de Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), en 1999, durante la alcaldía de Andrés Pastrana y el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, se han presentado diferentes situaciones de abuso de poder por parte del ESMAD; violencia física, psicológica, sexual, asesinatos, etc. Con los años han sido acusados por múltiples acontecimientos que han marcado la historia de un país donde marchamos los jóvenes y nos asesinan. La Represión Del ESMAD Contra Los Jóvenes En Colombia 3

El propósito principal, cuando fue creado era: “garantizar orden y seguridad a los ciudadanos”, disolver multitudes, bloqueos y concentraciones, propósito que nunca se efectuó, sino que causó violencia y muertes a civiles

El 21 de noviembre, fue uno de los días más complicados y tristes para la movilización, un jueves en el que sería herido Dilan Cruz, con una munición bean bag que impactaría contra su cabeza, causándole la muerte el 25 de noviembre.

Dilan era un joven como cualquiera de nosotros, estudiante recién graduado de la Institución Educativa Distrital Colegio Ricaurte.

Él tenía expectativas de un mejor país, donde la educación fuese el pilar más importante, antes que alimentar con dinero la guerra, la desigualdad, e incrementar la pobreza, pero es doloroso pensar que es desorbitado el presupuesto que va dirigido hacia la compra de más municiones y armas que llegan a ser letales en las movilizaciones, como también el crecimiento de hombres en el ESMAD.

Me parece pertinente enfatizar en estos aspectos, ya que para poder analizar una situación tan delicada como estas, es necesario reconocer las raíces importantes del problema. 

La represión del ESMAD contra los jóvenes en Colombia 1

Siento que es imprescindible hablar de ese tipo de situaciones en las redes, en los medios, en todo lugar, lo siento necesario porque es un problema que debe visualizarse y dejar de ser censurado por los medios comunicación, la mayoría de los días pienso en cómo poder proyectar toda esta verdad oculta, y lo hemos pensado, lo estamos logrando, siendo un medio de comunicación independiente que difunde y apoya la verdad.

En un país donde el miedo nos consume día a día, donde salir a la calle a marchar amerita coraje porque uno no sabe si regresará vivo al hogar, y lo entiendo, también entiendo a los estudiantes que me rodean, el temor que causa salir y que de un momento a otro, te estén gaseando y violentando.

Las movilizaciones nos han permitido hablar con diferentes personas que han sido víctimas del ESMAD, uno de los que más me gustaría resaltar es a un estudiante de trabajo social, se llama Cristian Rodríguez, lo recuerdo mucho porque el día que lo violentaron, inmediatamente difundieron lo sucedido, le habían impactado con una aturdidora en el ojo derecho. Cristian perdió el ojo.

Logramos comunicarnos con él por medio digital para que nos contara lo sucedido, Cristian se escuchaba afligido, con mucha rabia y dolor. Por un momento pensé en la situación por la que estaba pasando él, me puse en su posición y seguramente yo hubiera detonado en llanto. Él fue una persona fuerte y segura para poder contar lo sucedido, la mayoría de las víctimas no quieren declarar frente a su situación.

No sabía qué decirle, pensaba que si le decía que “sentía el hecho”, que “lo lamentaba profundamente”, era algo muy toche y sin sentido de pertenencia, así que preferí decirle que lo estaría contactando nuevamente y le dí las gracias. Me sentí con falta de empatía, no me sentía capaz de decirle algo, ¿Qué se le dice a una persona que acaba de ser violentada y está perdiendo su ojo derecho?, ¿Que lo lamenta?, no, muy absurdo.

No podía borrarme la imagen de la cabeza, Cristian con el rostro ensangrentado y esperando la ayuda de alguien más, me causaba impotencia y un dolor profundo.

Cristian, como muchas más personas que han sido violentadas, me recuerdan este país como un lugar lleno de terror con personas armadas en un traje indestructible, que pueden asesinar a quien se les atraviese en su camino, sin un mínimo sentimiento de empatía.

Esta investigación me ha ayudado a entender muchas circunstancias y miedos de los jóvenes. Salir a marchar se ha vuelto una odisea desde dos ámbitos, puedes salir gravemente herido o en una situación extrema, muerto.

La Represión Del ESMAD Contra Los Jóvenes En Colombia 2

Finalmente, puedo decir que esto es una historia que conlleva  muchos pilares, nosotros como estudiantes estamos marcando una diferencia, pero también nos están borrando, el miedo es uno de los primeros gestores al enfrentarse a este caballo de acero asesino, llamado ESMAD.

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia