logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

A un clic de subir en una montaña rusa

Por: Daniela Osorio Parra

 

2. A un clic de subir en una montaña rusa

Una enfermedad que mata en vida, la depresión, como trastorno mental se convierte en una montaña rusa que se divierte con las emociones en un sube y baja. Las redes sociales provocan adicción en jóvenes que buscan proponer a sus seguidores una vida perfecta y privilegiada, causando en ellos una depresión, el perfeccionismo en redes no deja de sorprendernos; cada vez provoca y aumenta el autoestima bajo. 

Más que sentirse triste, vacío, cansado, ansioso y, en el peor de los casos, con pensamientos de suicidio; la depresión acaba con la energía de los jóvenes que deciden exhibir su vida por medio de distintas plataformas virtuales, teniendo como objetivo o deseo el destacarse entre usuarios y el mundo de la tecnología.

Podría argumentarse que las redes sociales se han convertido en parte de la rutina, facilitan la comunicación, la información, el emprendimiento; un factor que sin duda ha mejorado la vida económica y social de sus usuarios.

Pero ¿Hasta qué punto llega su influencia?. Las redes sociales provocan que los usuarios, todo el tiempo, estén buscando influenciar a otro, a propósito o sin tener idea de lo que puede estar provocando con su contenido. 

Usar más de tres horas al día las redes es sinónimo de ansiedad y depresión, según estudios recientes de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins. Pasar cierta cantidad de tiempo interrumpe la vida cotidiana, y sus pensamientos están más ligados al producir contenido en redes  y no fuera de ellas.

1. A un clic de subirse en una montaña rusa 1Los post, las historias, likes y comentarios de otros usuarios son el pan de cada día, es la rutina que no logra aburrir pero que logra  afectar el autoestima de quienes participan de manera excesiva en estos medios digitales, provocando una enfermedad silenciosa que parece ser parte de la naturaleza humana, al tener cambios de ánimo.

Hay que recordar que la depresión es uno de los factores asociados a cometer un suicidio, por esta razón, es necesario prestar atención a señales de conducta, como, el preferir estar solo, evitar las interacciones sociales, familiares, el deseo de no ser molestado y tener pensamientos autodestructivos.

Este es el poder de las redes sociales en los jóvenes, afecta directamente la vida personal y contribuye a tener un estilo de vida utópico o a desear tener la identidad de otro usuario; incentiva la envidia, si, un factor que no todas las personas consideran importante pero que en realidad es un síntoma de depresión.

La adicción, como fuente de incomodidad y malestar, es el problema de la influencia en las redes sociales, allí se construye nuestra identidad, para nosotros y para los demás, existe una preocupación en la mayoría según las estadísticas de Instagram y es la imagen. 

La estética es el virus que ha sido difícil de eliminar, ha creado una incertidumbre en el cuerpo de las mujeres, sigue siendo uno de los dolores de cabeza con el que el género femenino no ha podido lidiar, según un estudio de la BBC publicado en China, el 85% de mujeres se someten a cirugías estéticas por no sentirse seguras con su cuerpo.

3. A un clic de subir en una montaña rusaEste podría ser sólo un alivio para la depresión ya que esta, no tiene cura. Siempre estará presente en varios aspectos sociales y se evidenciara en conductas emocionales del joven que la padece.

Sin embargo, las redes sociales han indagado el tema de la depresión, y para muestra de ello, se han creado líneas de ayuda que  brindan una asistencia gratuita, confidencial y rápida, para aquellos que son víctimas de esta enfermedad, también, en gran parte, es causada porque tendemos a copiarnos e influenciarnos entre nosotros.

Esta problemática se da, cada dia mas en jóvenes, por producto de lo simple, un like, comentario o un cuerpo perfecto, son los causantes del no sentirse plenamente bien, al compararse con lo que son y lo que ven a través de una pantalla. Según cifras de la OMS, cerca de 800.000 personas se quitan la vida cada año. las redes sociales deben ser herramientas de ayuda, y no escenarios en los que el tema se agrave. 

Esto constituye un grave problema de salud pública por su impacto en las personas y en la sociedad, que requiere mayor y mejor atención. La aceptación de quien lo padece es importante para tener un control y disminuir el uso de las redes, un like no reemplaza la paz interior de sentirse bien emocionalmente, muchos no creen en esta enfermedad, pero es un monstruo dormido que está atormentando a jóvenes en el mundo.

Escucha sobre el tema: 

También puedes leer.

http://acn.ucentral.co/actualidades/3948-ganar-o-perder-en-tiempos-de-cuarentena

 

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

A un clic de subir en una montaña rusa

Por: Daniela Osorio Parra

 

2. A un clic de subir en una montaña rusa

Una enfermedad que mata en vida, la depresión, como trastorno mental se convierte en una montaña rusa que se divierte con las emociones en un sube y baja. Las redes sociales provocan adicción en jóvenes que buscan proponer a sus seguidores una vida perfecta y privilegiada, causando en ellos una depresión, el perfeccionismo en redes no deja de sorprendernos; cada vez provoca y aumenta el autoestima bajo. 

Más que sentirse triste, vacío, cansado, ansioso y, en el peor de los casos, con pensamientos de suicidio; la depresión acaba con la energía de los jóvenes que deciden exhibir su vida por medio de distintas plataformas virtuales, teniendo como objetivo o deseo el destacarse entre usuarios y el mundo de la tecnología.

Podría argumentarse que las redes sociales se han convertido en parte de la rutina, facilitan la comunicación, la información, el emprendimiento; un factor que sin duda ha mejorado la vida económica y social de sus usuarios.

Pero ¿Hasta qué punto llega su influencia?. Las redes sociales provocan que los usuarios, todo el tiempo, estén buscando influenciar a otro, a propósito o sin tener idea de lo que puede estar provocando con su contenido. 

Usar más de tres horas al día las redes es sinónimo de ansiedad y depresión, según estudios recientes de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins. Pasar cierta cantidad de tiempo interrumpe la vida cotidiana, y sus pensamientos están más ligados al producir contenido en redes  y no fuera de ellas.

1. A un clic de subirse en una montaña rusa 1Los post, las historias, likes y comentarios de otros usuarios son el pan de cada día, es la rutina que no logra aburrir pero que logra  afectar el autoestima de quienes participan de manera excesiva en estos medios digitales, provocando una enfermedad silenciosa que parece ser parte de la naturaleza humana, al tener cambios de ánimo.

Hay que recordar que la depresión es uno de los factores asociados a cometer un suicidio, por esta razón, es necesario prestar atención a señales de conducta, como, el preferir estar solo, evitar las interacciones sociales, familiares, el deseo de no ser molestado y tener pensamientos autodestructivos.

Este es el poder de las redes sociales en los jóvenes, afecta directamente la vida personal y contribuye a tener un estilo de vida utópico o a desear tener la identidad de otro usuario; incentiva la envidia, si, un factor que no todas las personas consideran importante pero que en realidad es un síntoma de depresión.

La adicción, como fuente de incomodidad y malestar, es el problema de la influencia en las redes sociales, allí se construye nuestra identidad, para nosotros y para los demás, existe una preocupación en la mayoría según las estadísticas de Instagram y es la imagen. 

La estética es el virus que ha sido difícil de eliminar, ha creado una incertidumbre en el cuerpo de las mujeres, sigue siendo uno de los dolores de cabeza con el que el género femenino no ha podido lidiar, según un estudio de la BBC publicado en China, el 85% de mujeres se someten a cirugías estéticas por no sentirse seguras con su cuerpo.

3. A un clic de subir en una montaña rusaEste podría ser sólo un alivio para la depresión ya que esta, no tiene cura. Siempre estará presente en varios aspectos sociales y se evidenciara en conductas emocionales del joven que la padece.

Sin embargo, las redes sociales han indagado el tema de la depresión, y para muestra de ello, se han creado líneas de ayuda que  brindan una asistencia gratuita, confidencial y rápida, para aquellos que son víctimas de esta enfermedad, también, en gran parte, es causada porque tendemos a copiarnos e influenciarnos entre nosotros.

Esta problemática se da, cada dia mas en jóvenes, por producto de lo simple, un like, comentario o un cuerpo perfecto, son los causantes del no sentirse plenamente bien, al compararse con lo que son y lo que ven a través de una pantalla. Según cifras de la OMS, cerca de 800.000 personas se quitan la vida cada año. las redes sociales deben ser herramientas de ayuda, y no escenarios en los que el tema se agrave. 

Esto constituye un grave problema de salud pública por su impacto en las personas y en la sociedad, que requiere mayor y mejor atención. La aceptación de quien lo padece es importante para tener un control y disminuir el uso de las redes, un like no reemplaza la paz interior de sentirse bien emocionalmente, muchos no creen en esta enfermedad, pero es un monstruo dormido que está atormentando a jóvenes en el mundo.

Escucha sobre el tema: 

También puedes leer.

http://acn.ucentral.co/actualidades/3948-ganar-o-perder-en-tiempos-de-cuarentena

 

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia