logo ucentral

festivaldecine acn

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Educar en sexualidad es educar en futuro

Mayra Linares es una adolescente de 16 años de edad, cursa grado 11 en un colegio del distrito y hace apenas dos meses se convirtió en madre. Su caso es uno más de los miles que se presentan a diario en Colombia y evidencia los profundos vacíos del sistema de educación sexual en el país, el cual está muy verde en temas de prevención y orientación sexual en niños y jóvenes.

Por Ana Milena González Montoya

embarazo adolescente

Según el Informe de nacimientos 2016, realizado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en el 2017 se presentaron 5.804 casos de niñas que se convirtieron en madres entre los 10 y 14 años de edad y 126.626 casos de adolescentes entre los 15 y los 19 años, que dieron a luz en el mismo año.

Para Darly Peña, psicóloga y Coordinadora del Programa para Jóvenes de Profamilia, estas cifras evidencian una preocupante realidad nacional, que enciende las alarmas a nivel social e institucional y son muestra de la urgente necesidad de fortalecer las políticas públicas del país, especialmente en el sector educación.

El embarazo adolescente ocurre cuando la madre tiene entre 13 y 19 años de edad. Así mismo Peña afirma que en el país el porcentaje de madres adolescentes o en estado de embarazo es del 17% y asegura que hay una preocupación generalizada por el incremento del indicador de embarazos infantiles en menores de 13 años, los cuales en la mayoría de los casos son resultado de abuso sexual.

Los principales factores de vulnerabilidad en los jóvenes son los niveles de pobreza, el bajo grado de escolaridad, la desinformación y las barreras que tienen los adolescentes frente al acceso a la anticoncepción. Por su parte Peña afirma que “el tema de la sexualidad además de ser considerado un tabú en la sociedad, está acompañado de estigmas y prejuicios que solo agudizan la problemática e impiden que los adolescentes conozcan sus derechos sexuales y reproductivos.

Así lo confirma Mayra Linares, quien le contó a ACN que “a uno nadie le habla de eso, en el colegio es muy poco lo que enseñan y en la casa menos, mi mamá solo me decía que no la fuera a embarrar, pero de a dónde ir o cómo hacer para planificar nunca supe nada y como uno cree que no le va a pasar, no me cuidaba”.

Para poder mitigar esta problemática, es necesario que el sistema de educación sexual en Colombia se estructure con base en políticas de prevención efectiva y en establecer estrategias de comunicación e información claras, para que los jóvenes conozcan todo sobre sexualidad, especialmente en los colegios, los cuales todavía se mantienen muy renuentes a ceder un espacio para hablar de este tema en las aulas académicas.

De esta forma lo expresa Darly Peña, quien asegura que cuando invitan a Profamilia a dar charlas en instituciones educativas, les censuran al solicitarles que no hablen de planificación o de aborto, cuando son temas clave, sobre los que los jóvenes tienen preguntas, y en la medida en que no se les brinde información, se generan vacíos que hacen que los jóvenes no tengan las herramientas suficientes para prevenir el embarazo adolescente y los riesgos de contagio de enfermedades de transmisión sexual.

embarazo adolescente

Los planteles educativos no tienen claro cuál es su participación en esta problemática, ni tampoco están capacitados para hacerlo. Sin embargo algunos docentes tienen excelentes iniciativas y son conscientes de la necesidad de brindar una formación a los jóvenes en este ámbito. Es el caso del conocido caso del profesor del colegio Gerardo Paredes en Bogotá, Luis Miguel Bermúdez quien logró reducir a cero el índice de embarazo de la institución a partir de un exitoso proyecto pedagógico para instruir sobre sexualidad.

El colegio de Mayra no tuvo tal suerte y la joven afirma que durante el embarazo no tuvo complicaciones de salud, las dificultades, según explica, fueron de otro tipo, y no han dejado de surgir desde el mismo momento en que se enteró de su estado. Problemas económicos, familiares, académicos, con su pareja, cambios físicos y psicológicos y transformaciones drásticas en el ritmo de vida han sido una constante.

Peña, como especialista en el tema, afirma que durante el embarazo las adolescentes requieren de un acompañamiento particular, además de contar con unas redes de apoyo que les permitan seguir adelante, ya que en muchos de los casos, las jóvenes tienen que aplazar sus estudios y sus proyectos de vida. Peña dice que “desafortunadamente no se tiene todo el apoyo que se quisiera, especialmente en la familia, ya que muchas veces es el núcleo familiar el primero que cierra las puertas”.

En el caso de Mayra, pudo continuar con sus estudios de bachiller y su madre le está brindando el apoyo para afrontar la maternidad. Sin embargo, las condiciones económicas de su casa, hacen que sus proyectos se enfoquen en graduarse y conseguir un empleo para mantener a su hija. Mayra afirma que “la vida le cambia a uno mucho, ya nada vuelve a ser igual; sin embargo, estoy feliz con mi niña y tengo muchas ganas de salir adelante para poder darle lo que necesita”.

Finalmente Peña hace una invitación a los jóvenes a conocer e informarse sobre los servicios de salud sexual y reproductiva, que ofrecen entidades como: Profamilia, Oriéntame, la Cruz Roja, el Ministerio de Salud y Protección Social, el Centro de salud amigable para adolescentes y jóvenes entre otros.

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

Educar en sexualidad es educar en futuro

Mayra Linares es una adolescente de 16 años de edad, cursa grado 11 en un colegio del distrito y hace apenas dos meses se convirtió en madre. Su caso es uno más de los miles que se presentan a diario en Colombia y evidencia los profundos vacíos del sistema de educación sexual en el país, el cual está muy verde en temas de prevención y orientación sexual en niños y jóvenes.

Por Ana Milena González Montoya

embarazo adolescente

Según el Informe de nacimientos 2016, realizado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en el 2017 se presentaron 5.804 casos de niñas que se convirtieron en madres entre los 10 y 14 años de edad y 126.626 casos de adolescentes entre los 15 y los 19 años, que dieron a luz en el mismo año.

Para Darly Peña, psicóloga y Coordinadora del Programa para Jóvenes de Profamilia, estas cifras evidencian una preocupante realidad nacional, que enciende las alarmas a nivel social e institucional y son muestra de la urgente necesidad de fortalecer las políticas públicas del país, especialmente en el sector educación.

El embarazo adolescente ocurre cuando la madre tiene entre 13 y 19 años de edad. Así mismo Peña afirma que en el país el porcentaje de madres adolescentes o en estado de embarazo es del 17% y asegura que hay una preocupación generalizada por el incremento del indicador de embarazos infantiles en menores de 13 años, los cuales en la mayoría de los casos son resultado de abuso sexual.

Los principales factores de vulnerabilidad en los jóvenes son los niveles de pobreza, el bajo grado de escolaridad, la desinformación y las barreras que tienen los adolescentes frente al acceso a la anticoncepción. Por su parte Peña afirma que “el tema de la sexualidad además de ser considerado un tabú en la sociedad, está acompañado de estigmas y prejuicios que solo agudizan la problemática e impiden que los adolescentes conozcan sus derechos sexuales y reproductivos.

Así lo confirma Mayra Linares, quien le contó a ACN que “a uno nadie le habla de eso, en el colegio es muy poco lo que enseñan y en la casa menos, mi mamá solo me decía que no la fuera a embarrar, pero de a dónde ir o cómo hacer para planificar nunca supe nada y como uno cree que no le va a pasar, no me cuidaba”.

Para poder mitigar esta problemática, es necesario que el sistema de educación sexual en Colombia se estructure con base en políticas de prevención efectiva y en establecer estrategias de comunicación e información claras, para que los jóvenes conozcan todo sobre sexualidad, especialmente en los colegios, los cuales todavía se mantienen muy renuentes a ceder un espacio para hablar de este tema en las aulas académicas.

De esta forma lo expresa Darly Peña, quien asegura que cuando invitan a Profamilia a dar charlas en instituciones educativas, les censuran al solicitarles que no hablen de planificación o de aborto, cuando son temas clave, sobre los que los jóvenes tienen preguntas, y en la medida en que no se les brinde información, se generan vacíos que hacen que los jóvenes no tengan las herramientas suficientes para prevenir el embarazo adolescente y los riesgos de contagio de enfermedades de transmisión sexual.

embarazo adolescente

Los planteles educativos no tienen claro cuál es su participación en esta problemática, ni tampoco están capacitados para hacerlo. Sin embargo algunos docentes tienen excelentes iniciativas y son conscientes de la necesidad de brindar una formación a los jóvenes en este ámbito. Es el caso del conocido caso del profesor del colegio Gerardo Paredes en Bogotá, Luis Miguel Bermúdez quien logró reducir a cero el índice de embarazo de la institución a partir de un exitoso proyecto pedagógico para instruir sobre sexualidad.

El colegio de Mayra no tuvo tal suerte y la joven afirma que durante el embarazo no tuvo complicaciones de salud, las dificultades, según explica, fueron de otro tipo, y no han dejado de surgir desde el mismo momento en que se enteró de su estado. Problemas económicos, familiares, académicos, con su pareja, cambios físicos y psicológicos y transformaciones drásticas en el ritmo de vida han sido una constante.

Peña, como especialista en el tema, afirma que durante el embarazo las adolescentes requieren de un acompañamiento particular, además de contar con unas redes de apoyo que les permitan seguir adelante, ya que en muchos de los casos, las jóvenes tienen que aplazar sus estudios y sus proyectos de vida. Peña dice que “desafortunadamente no se tiene todo el apoyo que se quisiera, especialmente en la familia, ya que muchas veces es el núcleo familiar el primero que cierra las puertas”.

En el caso de Mayra, pudo continuar con sus estudios de bachiller y su madre le está brindando el apoyo para afrontar la maternidad. Sin embargo, las condiciones económicas de su casa, hacen que sus proyectos se enfoquen en graduarse y conseguir un empleo para mantener a su hija. Mayra afirma que “la vida le cambia a uno mucho, ya nada vuelve a ser igual; sin embargo, estoy feliz con mi niña y tengo muchas ganas de salir adelante para poder darle lo que necesita”.

Finalmente Peña hace una invitación a los jóvenes a conocer e informarse sobre los servicios de salud sexual y reproductiva, que ofrecen entidades como: Profamilia, Oriéntame, la Cruz Roja, el Ministerio de Salud y Protección Social, el Centro de salud amigable para adolescentes y jóvenes entre otros.

ESPECIALES

BOLETIN ACN                                     

portadaBoletines

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia