LogoACN

logo ucentral

ACN Académica

Objeto de estudio

Programa de Comunicación Social y Periodismo

En el Programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Central se ha definido el campo de estudio de la comunicación como el espacio donde se vinculan la creación de sentido y la producción de medios que impactan lo sensible y transforman la subjetividad. Esta propuesta conceptual pone la mirada en la dimensión de estética de la comunicación, y centra su atención en la sensibilidad y su potencial para generar transformaciones sociales.

El programa explora cómo los procesos de creación de sentido afectan la configuración de vínculos entre sujetos que se re-conocen y crean relaciones. En este orden de ideas, las reflexiones y preguntas que se originan en el departamento de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Central se orientan en comprender que los actos comunicativos se desprenden de la relación entre cuerpos y enunciados.

Así pues, las preguntas y las prácticas propias de este campo de conocimiento están íntimamente vinculadas con la estética y ética, además posicionan la comunicación como un escenario político en el que se pone en juego las posibilidades de afirmar de la vida, lo que necesariamente nos lleva a pensar las relaciones con el otro (lo colectivo) que constituyen la experiencia subjetiva.

Por lo anterior, las reflexiones que se originan desde el Departamento parten de la “particular articulación entre los registros del hacer y del decir y de la interrelación singular entre cuerpos y signos” (PAP), ya que es en esta relación en las que se inscriben en las posibilidades de pensar cómo se componen y recomponen los cuerpos sociales. Por lo anterior, la comunicación en el plano de lo político, superando así el paradigma instrumental de comunicación y concentra sus esfuerzos en la necesidad de afirmar la vida y la posibilidad de vivir con los otros.

La reflexión en torno a la comunicación plantea un conjunto de rupturas, a saber: cuestiona la idea de que la información es una condición del sistema de producción globalizado; también supone el abandono de los medios técnicos como centro de la reflexión y la práctica comunicativa; además denuncia la inoperancia creativa del aparato emisor-mensaje-receptor. En otras palabras, esta forma de comprender la comunicación, supone la ruptura con la noción de la comunicación como un proceso secuencial y el abandono de la idea de que la transmisión de mensajes es la función clave de la comunicación.

Pedagógicamente, se comprende el aprendizaje como una experiencia de transformación del sujeto en formación; profesionalmente, se abandona la idea de énfasis profesionales para construir la idea de formación integral en ámbitos diversos de desempeño profesional, a partir la adquisición de competencias en investigación, mediación y producción.