Periódico mural y digital  de edición quincenal.  Año 3, No 17, julio 7 de 2017

El Curubito es una edición de ACN Académica, del programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Central.

Casa Terracota, una vivienda inusual

Por: Lina Juliana Lema Ramos

¿Ha ido alguna vez a algún lugar que le cause impacto, un sitio que sea tan hermoso e inusual que quiera recomendarlo? A mí me paso en mis pasadas vacaciones de fin de semana, esas escapadas que se deben hacer para alejarse de la ciudad y salir del estrés y el corre-corre que es Bogotá.

 

En esta ocasión quiero compartir un lugar que visité en Villa de Leyva, una casa diferente por sus orígenes y el material de que está hecha. Ubicada en uno de los municipios más lindos que tiene Boyacá, a 10 minutos de la plaza principal, está la cerámica más grande del mundo, construida en el año 2012 por el arquitecto Octavio Mendoza. Su creación se demoró casi una semana en estar lista por los detalles tan minuciosos que tiene y, claro está, por el proceso de secado que debe tener el material para volverse rígido y estable.

 

Está realizada con una gran cantidad de arcilla y desarrolla un concepto distinto. Sus paredes, sillas, camas, asientos y hasta la cocina son hechas con este material para darle un contraste y no perder el concepto natural. Alrededor de la casa se pueden encontrar diversos animales hechos con metal. Es totalmente sustentable, realizada con los recursos que nos brinda la naturaleza, como lo son aire, fuego y agua, ya que por ser de arcilla se debía esculpir con estos elementos.

 

AL entrar todo huele a arcilla mojada, tiene agua y luz, es completamente habitable; como lo cuenta el guía el cual te puede narrar más sobre su creación. En la entrada hay una pequeña imitación de la estructura por fuera que muestra desde el principio el recorrido que se verá. Al pasar por las diferentes habitaciones, el visitante se da cuenta que no contiene otro tipo de material diferente a la arcilla, con excepción de las ventanas y los animales hechos en hierro.

 

Al subir se encuentra el cuarto principal con la cama doble realizada totalmente en arcilla, encima tiene un edredón hecho de costal y varios asientos para pasar un rato agradable, todo acompañado de una biblioteca llena de libros y varias formas de animales que también sirven de asientos.

 

Si va no se pierda la gran terraza que tiene, con una vista espectacular que muestra el lago, sus alrededores, una pequeña tienda que tiene y las diversas formas que adornan la casa, todas esculpidas a mano.

 

La entrada tiene un costo de $10.000 por persona (el precio puede variar), cuenta con parqueadero y si desea un guía puede solicitarlo en la plaza principal de Villa de Leyva. Es una experiencia increíble que se debe realizar, un sitio hermoso lleno de naturaleza y paz.

 

Sí quedó con la curiosidad y quiere saber un poco más de esta creación y de su autor puede consultarse el link oficial de la Casa Terracota.

El Curubito 18

El Curubito 18

El Curubito 18